Inicio Bienestar Cuando la ansiedad acecha

Cuando la ansiedad acecha

-

Es común que cuando comenzamos un régimen alimenticio nos ataquen esas ganas increíbles de querer comer de todo para satisfacer eso que nos hace falta. Esta ansiedad no es más que la necesidad de suplir al organismo lo que ya dejamos de lado por tener una mejor salud y un peso adecuado. Aún cuando la ansiedad puede presentarse en este caso, es también sabido que se manifiesta cuando tenemos situaciones de estrés, presión o cuando hemos decidido dejar de fumar.

Cuando tenemos salud interior, la belleza exterior se refleja por sí sola.

En ocasiones, al no lograr ver resultados inmediatos en una dieta o al acudir periódicamente al gimnasio, desata en algunos una ansiedad tal que sólo recae en culpa luego de saciar ese apetito que ni es natural, ni es el mas sano. Cuando estemos ante un caso de ansiedad lo primero que debemos hacer es mentalizarnos en que esas ganas de comer se deben a factores que no están directamente implícitos con el apetito, sino con variantes externos como los antes mencionados.

La colitis, uno de los peores enemigos de los Godinez
La colitis, uno de los peores enemigos de los Godinez

Tampoco es recomendable dejar de comer ya que ello derivaría en complicaciones peores a la propia ansiedad, como es el caso de la colitis nerviosa o colon inflamable.  Una de las causas emocionales de la colitis son los estados de estrés o ansiedad constantes. La colitis nerviosa aparece precisamente cuando se somete al cuerpo a situaciones de estrés o nerviosismo frecuentes, los cuales producen contracciones en los músculos del intestino grueso, aumento de sensibilidad ante la presencia de gas y movimientos del sistema digestivo. Todo esto, en conjunto, produce un cólico abdominal con diarrea o, en algunas ocasiones, estreñimiento.

Para combatir esa ansiedad te dejo una serie de alimentos que te ayudan a disminuirla y así evitar estos episodios que nos traen más problemas que nada.

Avena: La puedes consumir en forma de copos, pan o harina y como salvado de avena. Tiene un ligero efecto laxante. La avena también ayuda a controlar la ansiedad y estimula la digestión. Es rica en calcio, hierro, magnesio, fósforo y ácido fólico.

Semilla de linaza: Al contacto con los líquidos del estómago dobla o triplica su volumen y va formando una especie de jugo viscoso que hace, además, que sea un potente depurativo. Ayuda a controlar la hinchazón del estómago y a eliminar las toxinas debido a su suave efecto laxante. Tomar una cucharada en el desayuno mezclada con agua o jugos de frutas.

Manzanas: Por eso son tan eficaces para combatir las náuseas y el malestar general cuando se está con gripe o gastroenteritis. Es el recurso más rápido cuando el hambre acecha. Reactiva además las bacterias intestinales.

Agua o infusiones sin azúcar: Si te gusta el té, el verde o el rojo son buenas opciones porque su delicioso sabor engaña al cerebro diciéndonos que hemos comido.

Huevos en el desayuno: La mejor opción es desayunar bien (sin pasarse) con una buena combinación de hidratos de carbono (pan integral con muy poca grasa), un jugo de fruta natural, un café o té y un huevo al gusto, sin salsa. Te dará fuerzas y evitará que consumas calorías extra con el picoteo.

platos--comida--buen-gusto--sopa-de-verdura_3194683Sopa de vegetales como primer plato: Otra opción cuando buscamos alimentos inhibidores del apetito, es acostumbrarse a tomar una sopa de verduras con zanahorias, calabacines, calabaza o cebollas (u otra verdura al gusto) repleto de vitaminas y minerales.

Jugo de frutas naturales: Perfecto a media mañana siempre y cuando sean de frutas naturales.

Salmón: Por su alto contenido en ácidos grasos beneficiosos, el salmón sacia bastante. Y eso sin contar su aporte de proteínas, calcio, vitaminas D y E. Un trocito quita el apetito durante horas.

Lo ideal antes de comenzar cualquier dieta es acudir a un nutriólogo, ya que es la persona más calificada para evaluar qué tipo de dieta debemos seguir, así como la manera idónea de enfrentar cualquier tipo de ansiedad que se nos presente,. Recordemos que todos los organismos y metabolismos trabajan diferente. Por ende la dieta y régimen que te hace bien a ti no necesariamente me tiene que funcionar, así como el uso de pastillas y cremas milagrosas que prometen resultados maravillosos. El especialista es quien mejor sabrá, luego de hacerte unos análisis, lo que de verdad es mejor para ti. Así que no caigas en las típicas recetas de la abuela que al final del camino trae más complicaciones que soluciones.

El comer saludablemente es más una cuestión de bienestar que de estética. Solo las ganas de hacerlo y querer sentirse bien acompañado de fuerza de voluntad es la clave. Cuando tenemos salud interior, la belleza exterior se refleja sola.

Lester Ruiz
Chef radicado en Tenerife. La cocina me ha enseñado que se puede compartir un Caviar de Beluga con una botella de Champán, así como sentarse en una barra a pedir unas cervezas bien frías y algo para picar. El placer de comer está en degustar todos los sabores y compartir las experiencias de ser un buen comensal.

Must Read

Ya te vi pillín, mejor comparte.