Inicio Ocio Música Queerpunk: cuando el punk y lo queer se cruzan

Queerpunk: cuando el punk y lo queer se cruzan

-

Demasiado gay para los punks y demasiado punk para los gays. Hoy conocerás el queerpunk: una protesta contra el punk y lo gay mainstream.

El punk surgió en 1970 en Londres, Inglaterra como un movimiento que buscaba desafiar todas las estructuras sociales impuestas. Artistas pioneros de este movimiento, como Iggy Pop, exploraban en sus performances la fluidez del género dentro de su vestimenta, sus actos y su postura política.

Desafortunadamente, entre más se consolidaba el punk como un género de protesta, sus bandas y estética se tintaron de una masculinidad agresiva. Para mediados de la década de los 80, lo único que quedaba de la ‘sexualidad libre’ que defendía el punk eran los adornos fetichistas.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Para finales de los 80, jóvenes punks y queer como Bruce LaBruce eran rechazados por ambos grupos por igual. El punk había olvidado que sus orígenes también se encontraban en la disidencia sexual y en la libre expresión del género. En el documental Queercore: How to Punk a Revolution, LaBruce habla sobre su experiencia en la década de los 80. LaBruce asegura que:

«Me golpeaban por ‘verme queer‘ en shows punk y me echaban de los bares gays por usar aretes con esvásticas».

‘Queercore: How to Punk a Revolution’ es el documental que cuenta la historia del nacimiento de este movimiento. / Foto: Nice N Sleazy

Debido a eso, LaBruce junto con la artista GB Jones comenzaron un movimiento de protesta: el queerpunk. Nació en un garage de Toronto, Canadá como una broma entre tres inspirados por bandas como The Dadaists o The Situationists, así como por directores como John Waters. El queerpunk, también conocido como queercore u homocore buscaba ser un lugar inclusivo para toda persona disidente.

Las películas de John Waters, protagonizadas por la drag queen Divine, fueron una de las mayores inspiraciones para la creación del queerpunk. / Foto: Vice

Disidencia de género, sexual, o simplemente en contra de las estructuras sociales, todos y todas podían ser parte de este pequeño movimiento llamado queerpunk. La música, las películas y los fanzines se caracterizaban por denunciar cosas como el heterosexismo, además de que apoyaban la libertad, información y seguridad en las prácticas sexuales. Además, este movimiento también se caracterizaba por una estética DIY (hazlo tú mismo). VE ESTAS 9 PELÍCULAS PARA SACAR A TU DRAG QUEEN INTERNA.

Los artistas publicaban regularmente nuevos números de su fanzine, JD, cuyas siglas cambiaban de significado en cada publicación. También realizaban películas de humor negro donde aparecían consignas como «La heterosexualidad es el opio de las masas». ESTO ES LO QUE SIGMUND FREUD, EL PADRE DEL PSICOANÁLISIS, DECÍA SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD.

Muestra del fanzine JD, diseñado y publicado por LaBruce y GB Jones. / Foto: Queer Music Heritage

Explota la popularidad

Sin que ni LaBruce ni GB Jones lo planearan, su pequeña protesta explotó de popularidad dentro de diferentes círculos punks. Diferentes fanzines y publicaciones queerpunk comenzaron a ser distribuidas a lo largo de Estados Unidos y Londres. En la música queerpunk aparecieron bandas como Pansy Division, G.L.O.S.S. y Nervous Gender. Artistas del queerpunk comenzaron a abrir sus propios clubes, como Dean Johnson, creador del Rock’n’Roll Fag Bar.

Casi desde sus inicios, Pansy Division se posicionó como la banda más representativa del queerpunk. / Fotos: 45 Cat

A pesar de que el queerpunk no alcanzó popularidad dentro de la cultura mainstream, este movimiento se volvió un impulsor para diferentes grupos activistas y movimientos de protesta LGBT+. El mismo John Waters, consolidado como un gran director del DIY, se convirtió en uno de los representantes más fervientes del queerpunk en el cine. Además, hoy en día activistas como las Pussy Riot, en Rusia, continúan utilizando el punk como forma de resistir a la homofobia y la intolerancia en su país. ESTOS FUERON 5 MOMENTOS DIFÍCILES DE LA HISTORIA PARA LOS LGBT+.

¿Qué otras corrientes de música queer conocen? ¿Son así de hardcore como el queerpunk? ¡Déjanos tu comentario!

Con información de: Queerpunk, NBC News y The Guardian

Yet Akatzin Almazán
Literata, volátil, y distraída, todo al mismo tiempo. Toco el bajo en mis ratos libres y soy malabarista cuando no hay dinero. Escribo cuentitos a veces. Tengo una morrita bien chida y por eso la presumo. Las ganas de darle un buen futuro a nuestros 11 gatos es lo que (a veces) me levanta en las mañanas.

Must Read

Ya te vi pillín, mejor comparte.