Inicio Sexo Los 10 mandamientos del cuarto oscuro

Los 10 mandamientos del cuarto oscuro

-

[/caption]

Nada de que “a Chuchita la bolsearon”

Muchachos, cuiden sus cosas. Dejen la cartera, el smartphone y el reloj que les heredó el bisabuelo en el guardarropa o afuera con un amigo, o ya de perdida en las bolsas con cierre de la chamarra que tienen que dejarse puesta. Pasa muy seguido que, entre la calentura, la oscuridad y los pantalones en el suelo, las manos largas se aprovechan.

Regla 6 del cuarto oscuro: nada de que “a Chuchita la bolsearon” / Foto: Joojoobs

“Le adulteraron la bebida”.

También es muy frecuente ver que en el cuarto oscuro la gente se pasa pastillitas, polvitos y juguitos de dudosa procedencia. Volvemos a lo mismo: todos son extraños y pueden ofrecernos cualquier cosa. No nos arrepintamos por haber tomado malas decisiones. Nadie puede obligarlos a meterse nada, ¿ok?

Regla 7 del cuarto oscuro: “Le adulteraron la bebida”. / Foto: The Daily Beast

¡Nada de luz!

ES CUARTO OSCURO. Comprendo que, en una EMERGENCIA, alguien tenga que prender la linterna de su smartphone o un encendedor. Pero hacerlo porque quieren ver el menú o para buscar al amigo perdido que lleva horas dentro es muy desagradable para todos. Distrae, se mata la pasión y, en el peor de los casos, alguien puede enojarse mucho y ponerse violento al creer que alguien está tomando una foto.

Regla 8 del cuarto oscuro: ¡nada de luz! / Foto: Sciencing

Rechinando de limpio

A estas alturas sobra decir que, para no dar sorpresas desagradables, antes de ir a un cuarto oscuro uno tiene que haberse bañado y lavado muy bien atrás… de las orejas. El desodorante es obligatorio, y UN POCO de perfume es una opción que siempre se agradece. Si no les dio tiempo de un buen regaderazo, al menos corran a la farmacia por unas toallitas húmedas.

Regla 9 del cuarto oscuro: rechinando de limpio / Foto: Squeaky Clean of NC

Darle vuelo a la hilacha

Desmecatarse, despeinar la cotorra, sacar el conejito Duracell… esto de trata de divertirse. Quizá la primera vez y hasta la segunda vez, nomás pa’probar, uno decida si le gusta o no. Pero los clientes frecuentes no me dejarán mentir: la vergüenza se quedó en el guardarropa. El cuarto oscuro se trata de dejarse llevar y pasar un buen rato, así que los mojigatos que se queden en el bar fresa.

Mira también: 10 juguetes que tienes que probar con tu pareja… o amigo con derechos

Regla 10 del cuarto oscuro: darle vuelo a la hilacha / Foto: The Weekly Standard

¿Ya han estado en uno de estos lugares? ¿Qué les parecen?

Sebastián Sáenz
Internacionalista egresado del ITESM CCM, y Maestro por Investigación en Medios, Comunicación y Cultura por la Universidad del Sur de Gales, este chico ha concentrado su formación académica y profesional en la difusión cultural global, y las relaciones, los medios y la comunicación internacional. A través de su pluma virtual trata de informar a la comunidad y a la sociedad para eliminar tabúes. Odia las mañanas, pero ama a los perros, y se da por bien servido si al menos a una persona le alegra el día, la hace reflexionar, o le dice algo que no sabía y que encuentra bello o útil.

Must Read

Ya te vi pillín, mejor comparte.